Cómo crear el proceso de diseño perfecto

Simplificar el proceso de diseño ayuda a ahorrar tiempo. Puede que seas un genio con Photoshop, un ilustrator increíble o poseer grandes habilidades en CSS y JavaScript, pero para aprovechar tu creatividad e imaginación, es necesario que sigas estas cuatro etapas distintas de un proyecto que forman la base de un proceso de diseño perfecto.

  1. Investiga. Para un resultado exitoso, necesitas comenzar el proyecto investigando sobre los objetivos de la empresa del cliente, su misión, sus valores, su valor de marca, su competencia y su público objetivo.
  2. Define y desarrolla. Identifica el problema que estás tratando de abordar y desglosa la solución propuesta en tareas manejables.
  3. Perfecciona. Si la retroalimentación del cliente acaba de estallar en tu bandeja de entrada, ahora es el momento de mejorar los diseños, corregir los errores y afinar tus diseños. Poco a poco, todos las piezas encajarán en su lugar.
  4. Cumple lo prometido. Por muy bueno que sea tu diseño, tendrás que vendérselo al cliente, por lo que una presentación cara a cara es la forma ideal.

El desarrollo de un proceso de diseño perfecto puede parecer difícil pero te ayudará a evolucionar a lo largo de tu carrera creativa.

Visto en CreativeBloq

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *